La Leyenda del El Coyote del Lago de Camecuaro

Las leyendas del Lago de Camécuaro

Siendo un lugar tan singular, las historias y leyendas que se tejen en torno al sitio también son bastante singulares. La tradición nos ha traídos historias fantásticas acerca de amores traicionados y pérdidas terribles que desembocaron en lágrimas, las que a su vez dieron origen al Lago de Camécuaro.

historia del lago de camecuaro
la historia del lago de camecuaro

Al menos tres leyendas sobre este Lago se conocen. Y de estas leyendas también se conocen versiones diversas, contradictorias unas de otras. Pero en algo coinciden, y es en la grandeza natural del lago y la vegetación que lo rodea. Repasemos a continuación esas leyendas.

 

La Leyenda del El Coyote del Lago de Camécuaro

Tal vez una de las leyendas del lago de Camécuaro menos conocidas, pero no menos interesante.

La historia va más o menos así: Hace mucho tiempo, cuando aún el hombre no habitaba en la tierra y todo era un paraíso en el que todos los animales convivían felices y la vegetación abundaba, había un precioso coyote con su familia, en el cerro de la Güizachera.

la layenda del coyote del lago de camecuaro
la leyenda del coyote del lago de camecuaro michiacan

Este coyote era muy especial, con pelaje de color amarillo oro, suave, y con una mirada calmada.

Era en verdad muy hermoso este coyote, “paseando su majestad por entre las peñas y los güizaches del cerro, así como en los arroyos del lugar, constituyéndose como el príncipe y señor de los animales” en toda aquella región.

Todas las noches el coyote se contemplaba reflejado en las aguas del lago, y se sentía orgulloso de su aspecto, y retornaba a su cerro subiendo despacio, y al llegar a su morada se sentaba sobre sus patas traseras a contemplar su familia, y el entorno que lo rodeaba.

También pasaba muchas horas contemplando el cielo estrellado, contemplando a la luna (nana-cutzi) y todas las estrellas del firmamento.

El coyote observó como un puntito fue apareciendo, y noche a noche crecía tomando la forma de una serpiente de fuego que también a veces tomaba forma de mujer con una cabellera larga y hermosa, tanto que opacaba la belleza de la luna.

Este punto que crecía fue opacando la belleza de todas las estrellas.

Las pléyades y hasta Orión se sintieron opacados por esta nueva belleza. La luna comenzó a palidecer y mostrar unas manchas oscuras que nunca antes tuvo en su rostro.

leyendas del lago de camecuaro
leyenda del lago de camecuaro

Todo esto hizo que los astros y estrellas del cielo se sintieran celosos de la nueva intrusa que acaparaba con su belleza la atención de todos los habitantes de la tierra.

Orión, el cazador, entonces le dijo al Coyote: “Hermano, tú que entiendes nuestro lenguaje, quiero decirte que no te preocupes, por la intrusa que apareció en el cielo, así como la ves de hermosa y ostentosa, su gloria será pasajera, pronto desaparecerá de los cielos, así como tantos otros cometas que aparecen y desaparecen y traen calamidades, ésta otra no tardará en irse y la paz de los cielos volverá a ser nuevamente nuestra costumbre de todas las noches”.

El coyote no quedó conformé con la explicación de Orión, pues veía que en la tierra también comenzaban a ocurrir molestias. Los animales tenían comportamientos extraños, las aguas se secaban, surgían nuevos volcanes y soltaban lava ardiente, y todo parecía un caos constante.

Así las cosas el coyote subió al pico de Tancítaro, que es la cumbre más alta de Michoacán y retó a la nueva estrella diciéndole “¿Quién eres tú que perturbas la paz y la armonía de estos nuestros cielos y también nuestros suelos? cuentas con el desprecio de todos los cielos y sus habitantes, que has ofendido a nuestra madre nocturna, que es la luna que ahora por tu culpa ella tiene unas manchas oscuras en su rostro. Véte ya.”

tours al lago de camecuaro
tour a lago de camecuaro

Luego de esto la estrella se detuvo en su camino y le contestó al coyote: ”yo ni a los dioses del cielo permito que me insulten como tú lo haces, or eso nunca más volverás a hablar, de hoy en adelante sólo podrás aullar para buscar tu alimento.

Cuando aparezco en el cielo un sinnúmero de calamidades y sufrimientos llegan, a partir de mí, la vida en la tierra y en el cielo ya no será igual.”

Después de eso el coyote perdió el habla y quedó oculto en las frías aguas del lago. Muchos hombres han muerto en esas aguas atrapados por las raíces. Y se dice que cuando alguien muere ahí, se vé al coyote que no puede hablar y a una mujer que llora.