Leyenda de la princesa Huanita y Tangáxhuan

Leyenda de la princesa Huanita y Tangáxhuan

El imperio Purépecha se extendió por el territorio que es hoy Michoacán, parte de Jalisco y Guanajuato.

La princesa Huanita fue secuestrada por un sacerdote sacrílego llamado Candó, quien se la llevó y la mantuvo oculta, causándole gran desesperación y congojas a la princesa. Huanita lloró y lloró tanto, que con sus lágrimas se comenzó a formar el lago de Camécuaro, nombre que también significa “lugar de la amargura oculta”.

que hacer en el lago de camecuaro
actividades en el lago de camecuaro

Huanita estaba oculta en una pirámide llamada “yácata”. Su amado Tangáxhuan emprendió la búsqueda de Huanita para rescatarla, y mientras bajaba del cerro, vió en la distancia al malvado Candó. Entonces Tangáxhuan sacó una flecha y tensó su arco, y le disparó una certera flecha a Candó atravesándolo.

La flechase clavó en un Sabino, partiéndolo de inmediato, y del cual comenzó a brotar un agua de color turquesa que no cesa aun de brotar.

Otra leyenda purépecha asegura que el lago de Camecuaro surgió de las lágrimas de una doncella que lloró durante cien años tras perder a su amante – un guerrero – en batalla.

Estas leyendas son de esas cosas de las tradiciones que hacen del lago de Camécuaro un lugar fascinante.